Historia: Zubiría en México

La Historia registra que en la Nueva España en el año de 1776, se crearon por Cedula Real las Provincias Internas del Norte estableciendo como razón "El estar estos territorios demasiado lejanos de la capital del Virreinato para poder ser debidamente gobernados".

Las provincias eran: Sinaloa, Sonora, Las Californias, La Nueva Vizcaya, Nuevo México, Coahuila y Texas.

Se eligió al Caballero Teodoro de Croix como Comandante General de dichas Provincias reportando directamente al Rey de España y con poderes tales que prácticamente constituía otro Virreinato.

La capital de estas provincias se estableció originalmente en Arizpe, Sonora "por estar casi a igual distancia de las de Nueva Vizcaya y las Californias".

El 20 de Mayo de 1787 la comandancia de las Provincias Internas del Norte quedó sometida al Virrey de La Nueva España quien la dividió en dos mandos: Provincias Internas de Occidente: Las Californias, Sonora, Sinaloa, Chihuahua, Durango y Nuevo México y las Provincias Internas de Oriente: Coahuila, Texas, Nuevo León y Nueva Santander (después Tamaulipas). Durante esta época la capital de las Provincias de Occidente paso de Arizpe a Chihuahua luego a Durango y de nuevo a Chihuahua.

Durante el tiempo que la capital de las Provincias Internas del Norte estuvo en Arizpe Sonora muchos de los ciudadanos españoles que venían a la Nueva España se dirigían a esta población ya que era ahí en donde podían conseguir las oportunidades y efectuar los trámites para establecerse en cualquiera de las cuatro principales ocupaciones La Milicia, El Comercio, La Minería o Las Haciendas.

Es en el primer periodo de la vida de las Provincias Internas que Don Martín de Zubiría y Albisu nacido en Abseana, Valle de Baranda, Navarra en aproximadamente 1750, llega a La Nueva España y se establece en Arizpe, Sonora.

Don Martín de Zubiría y Albisu era hijo de Don Miguel de Zubiría de Alsasua y Doña Rafaela de Albisu residentes del Reino de Navarra, España quienes se unieron en matrimonio en Septiembre 15 de 1748. Esta información y esta fecha constituyen hasta este momento los datos comprobados más antiguos que conocemos de nuestra familia.

Al tomar posesión de su alto cargo el Caballero de Croix tuvo el cuidado de hacer un minucioso recorrido de estudios e inspección de todas las Provincias, saliendo de México el 4 de Agosto de 1777 y haciéndose acompañar por Fray Juan Agustín de Morfi con la autorización del Provincial de la Provincia Franciscana del Santo Evangelio.

Dicho Fray Juan Agustín de Morfi recopiló este recorrido en su diario que intituló "Viaje de Indias y Diario del Nuevo México" En dicho diario relata el Fraile varios encuentros y reuniones con Don Martín Zubiría durante la estancia del Fraile en Arizpe lo cual nos da la certeza de que Don Martín se encontraba ya establecido como un reconocido miembro de la comunidad de Arizpe en esa época.

Don Martín contrajo matrimonio con Doña María Gerónima Escalante y Corella hermana del primer Vicegobernador de Sonora como estado independiente, Don Tomás Escalante y Corella./p>

Martín y Gerónima procrean 6 hijos, tres mujeres: Margarita, Mariana e Ignacia de las cuales no se tienen datos y tres varones: José Antonio Laureano, Francisco y Miguel todos ellos nacidos en Arizpe.

José Antonio Laureano nace en 1791 con la vocación religiosa y llega a ser Obispo de Durango (y los territorios que la Diócesis abarcaba, hasta Nuevo México). Llamado en muchas publicaciones El Obispo Santo, existe en La Santa Sede una petición para la causa de su santificación. Debido a sus estudios en el Seminario de Durango él fue el promotor de que su familia se mudara de Arizpe a la ciudad de Durango. Al Obispo en la familia se le conoce como "El Santo".

Miguel nace en 1796, fue un eminente abogado del foro durangueño llegando a ser gobernador interino y una prominente figura de la sociedad Durangueña de esa época. Debido a sus estudios y su profesión se le denominaba "El Sabio".

Francisco nace en 1798 y quizás por ser de costumbres más mundanas se le denominaba "El Diablo". A pesar de eso, o quizás por eso, uno de sus hijos, Santiago, abrazó la vocación religiosa y llegó a ser el segundo Arzobispo de Durango.

Como ya se mencionó la familia Zubiría y Escalante mudó su residencia a la ciudad de Durango y desgraciadamente quince días después de su arribo Don Martín enferma de gravedad y fallece.

De las dos ramas del tronco de la familia Zubiría que constituyen Don Miguel Zubiría y Escalante "El Sabio" y Don Francisco Zubiría y Escalante "El Diablo" procede toda la descendencia que conforma la familia Zubiría en México.